Errores que debes evitar al editar fotografías

Lo primero que debes tener en cuenta cuando se trata de fotografía digital, es que la primera foto capturada desde tu cámara no es la definitiva; lo más recomendable es moverla al ordenador y aplicarle algo de trabajo, por esta razón hoy en día la edición de fotografías se ha convertido en un paso imprescindible.

Te mostramos a continuación algunos de los errores más comunes al momento de editar fotografías que debes evitar, principalmente si estas iniciando en el mundo de la fotografía digital.

Errores que debes evitar al editar fotografías

Editar imágenes en equipos no calibrados

Este es un error bastante común y por eso debes evitar cometerlo, ya que se trata de algo básico y fundamental. No es posible hacer la edición de imágenes si utilizas un monitor de baja calidad y no se encuentra bien calibrado y utilizas apps que efectúan un proceso del color fiel.

No revisar el encuadre

Cuando comenzamos a trabajar con más frecuencia en la fotografía, aprendemos a encuadrar las imágenes mejor a partir del momento en que tomamos en la imagen. En este aspecto sirve de mucho apoyo, adquirir nociones compositivas relacionadas con el significado de las líneas, la regla de los tercios, entre otros.

A pesar de esto, a medida que comienza a crecer tu pasión por la fotografía, por lo general suele ser bastante mejorable el encuadre de las imágenes. Por tal razón, resulta un error catastrófico no modificar ni revisar el encuadre de la foto, tal como se obtiene de la cámara.

A través de la etapa de edición tendrás la posibilidad de encontrar un magnífico encuadre, es por ello que lo más recomendable es aprovechar la oportunidad.

Realmente este debería ser uno de los principales pasos del flujo de trabajo. Además, gracias a esto hoy en día existe una gran variedad de herramientas para editar fotografías que sirven de apoyo para lograr el encuadre adecuado. Por ejemplo, Lightroom ofrece diversas opciones de gran utilidad para enderezar y encuadrar tus fotografías hasta que queden perfectas.

Abusar de las técnicas de edición

Cuando comienzas en el mundo de la fotografía puede resultar una experiencia verdaderamente apasionante. Rápidamente comienzas a adquirir mayor soltura y te atreves a probar técnicas nuevas que te permiten obtener excelentes resultados.

Estos resultados probablemente en algún momento llegaste a pensar que solo estarían a disposición de fotógrafos más virtuosos o profesionales, o simplemente de personas que han hecho grandes inversiones en equipos fotográficos y programas que en este momento no puedes disponer como principiante.

El desaturado selectivo, el HDR o ajuste por áreas son dos opciones que empiezas a incluir dentro de tu repertorio desde el inicio en la fotografía, pero debes tener en cuenta la siguiente recomendación al respecto: estas técnicas de edición no debes usarlas de forma continua en todas las imágenes, además debes aplicarlas de manera racional y realista.

Antes de comenzar a aplicar cualquiera de estas técnicas para editar imágenes, es necesario que valores si utilizar dicha técnica representa la única alternativa para obtener los resultados que quieres.

En cambio, si deseas remarcar el protagonismo de cierto elemento en tu imagen, es posible que existan otras variantes, a partir de la iluminación o de la posición en la toma que faciliten resaltar dicho elemento; permitiendo que el elemento sobresalga, sin necesidad de optar por un realce excesivo o desaturación selectiva de dicho elemento en edición.

Segundo, al optar por la aplicación de la técnica debes tratar que el resultado te permita lograr el objetivo y puedas obtener un efecto real, con aspecto natural.

Sobrenitidez, sobresaturación

Cuando ya tienes cierta destreza con la app de edición, posiblemente pienses que es necesario tocar completamente los deslizadores para que tu fotografía quede según tus gustos, o que el aumento de algunos ajustes a altos valores, te permitirán obtener fotografías más impactantes.

Pero, esta acción puede llevarte a obtener imágenes sobresaturadas, imágenes con mucha textura al aumentar excesivamente la nitidez o halos al intentar aumentar demasiado la claridad de la imagen.

Es fundamental al editar fotografías, no exagerar al momento de hacer los ajustes a la toma, porque puedes terminar con una fotografía muy nítida, muy colorida y poco real. Además, debes tener en consideración lo siguiente: siempre se busca una fotografía lo más cercana a la realidad y por lo general, la fotografía suele quedar bien equilibrada.

Existen otros errores que debes evitar al editar una fotografía, aquí sólo te mostramos algunos de los más frecuentes.